Las inversiones en propiedad raíz son una de las más seguras y estables. El tiempo promedio de valorización está entre 3 y 5 años, un periodo de tiempo tan corto para empezar a sumar beneficios que es motivo suficiente para entrar sin miedo en el mercado inmobiliario.

El valor del peso, el precio del petróleo o las situaciones políticas son cuestiones que provocan incertidumbre en los inversores, no obstante, los incentivos del sector de la construcción, la dinámica de precios o el Gobierno son elementos que pueden contrarrestar estos factores.

Los organismos gubernamentales, las entidades del sector financiero o los expertos del sector apuntan que este 2018 es un momento inmejorable para invertir en propiedad raíz en Colombia y Antioquia debido a las condiciones favorables que está experimentando el mercado. Desde el 2014, la venta de viviendas nuevas no ha parado de registrar resultados positivos. Todo hace presagiar que esta dinámica seguirá creciendo exponencialmente, y más con los programas de ayuda que está desarrollando el Gobierno o la concesión de créditos financieros que favorecen la toma de decisiones por parte de los inversores.

Existen múltiples aspectos básicos para convencernos de que la inversión en una propiedad raíz de estas zonas es una gran opción. Pueden generar dividendos en dos términos: a corto plazo (mediante las rentas, siempre que el saldo no sea negativo tras pagar las obligaciones) o a largo plazo (por el incremento del valor con el paso de los años).

También podemos aumentar el valor de la propiedad que vayamos a comprar: la reformas integrales en viviendas pueden subir el precio del inmueble considerablemente si dejamos este trabajo en manos de profesionales; de hecho, podemos incrementar del valor de lotes o locales si impulsamos determinadas obras o actividades.

 

Encuentre la finca de su agrado en el Oriente de la mano de Oriente Raíz

 

Los motivos para invertir en propiedad raíz en Colombia y el Oriente Antioqueño

 

Colombia está experimentando una dinámica que en otros países no vemos. Un ejemplo paradigmático es que Cali, Medellín o Bogotá han sido en los últimos años unas de las ciudades con el precio por metro cuadrado más interesante de toda América Latina para llevar a cabo un proyecto inversionista. Además, las condiciones del mercado colombiano acompañan: las entidades financieras conceden con más facilidad créditos hipotecarios, el Gobierno está por la labor de favorecer la compra de propiedades y el sector tiene la capacidad suficiente para ofertar diversidad de predios.

 

El Oriente Antioqueño, por ejemplo, es una región próspera donde se presume de un terreno de alta valoración. La construcción del Túnel de Oriente, que estará finalizado a finales de este año, será el broche de oro para una zona que lleva años en constante crecimiento urbano e industrial. Este proyecto dinamizará la actividad económica de Antioquia y proporcionará grandes beneficios en el comercio, la gastronomía o la hotelería, que son factores protagonistas en la valoración de la zona. La diversidad de predios (casas, fincas, lotes, locales o aptos) que los inversores tienen a su disposición en el Oriente Antioqueño posibilitan una fuente inagotable de oportunidades: una vivienda, una oportunidad de negocio, un proyecto de emprendimiento, etc.

No solo el Oriente Antioqueño será el beneficiado: el desarrollo vial, económico y social también intercederá positivamente para toda Colombia y, especialmente, para Medellín y otros departamentos de Antioquia, como los municipios de Sabaneta, Envigado o Bello ubicados en el Valle de Aburrá.

En este sentido, el crowdfunding inmobiliario también está favoreciendo el número de inversiones. Esta tendencia de financiación compartida es un nuevo modo de invertir en este sector sin la necesidad de hacer un gran desembolso de dinero, puesto que la compra de propiedades se realiza de manera conjunta con otros inversores. Por lo tanto, casi todo el mundo puede ser propietario de una parte de una propiedad y obtener rentabilidad por su alquiler o posterior venta. En todo caso, no obstante, debemos tener presente la normativa de bienes raíces en el Oriente Antioqueño.

Este 2018 es un año marcado en el calendario para Antioquia. La región está a punto de llegar a ese punto de inflexión que le catapultará y pondrá en el mapa de muchas personas. Si necesita asesoramiento para realizar cualquier trámite de su inversión, no dude en contactar con los profesionales inmobiliarios más experimentados. ¿Le ayudamos?

 

Oriente Raíz, su inmobiliaria de confianza en el Oriente Antioqueño

¿Por qué invertir en propiedad raíz en Colombia este 2018? 5.00/5 (100.00%) 3 votes