Los más de 55 km2 de desarrollo urbanístico en el Oriente Antioqueño de un total de 7.021 km2 de extensión total, son el mejor ejemplo del vertiginoso crecimiento que ha tenido esta zona en las últimas décadas. No solo la economía ha evolucionado positivamente con estas construcciones, sino que también en lo vial e industrial se han dado pasos de gigante.

Actualmente, Rionegro y los municipios colindantes, como El Carmen de Viboral, El Retiro, Guarne, La Ceja o Marinilla, concentran un porcentaje destacable del total de la construcción en el departamento de Antioquia. ¿Pero como se puede explicar este auge constructor?

Las exportaciones agrícolas, las empresas del sector industrial que se han establecido en la zona, los beneficios estratégicos de la cercanía del aeropuerto internacional José María Córdova, los beneficios tributarios o la conexión con la autopista Medellín-Bogotá son algunos de los motivos que podemos destacar.

Los expertos se atreven a afirmar que el Oriente Antioqueño es el futuro de Medellín. En los próximos diez años, se dice muchas las familias se decidirán por hacer las maletas dirección al Oriente para eliminar algunos de los problemas que se presentan en la ciudad de la eterna primavera: calidad de aire y problemas de circulación, entre otros.

La venta de propiedades en el Oriente Antioqueño dice lo contrario, o mejor dicho, habla más claro: el Oriente no es el futuro, es el presente. El crecimiento inmobiliario de la zona ha venido acompañado de un desarrollo urbanístico, social y medioambiental que ha contribuido favorablemente a la consolidación del Valle de Aburrá como una de las zonas más prósperas.

El Tunel de Oriente conecta a la región con la capital y el mundo. Se ha convertido en un potente motor de desarrollo urbanístico en el Oriente Antioqueño

La construcción de ciclorrutas entre Rionegro y Guarne, el proyecto del Túnel de Oriente (el 1 de agosto es la nueva fecha estimada para la inauguración) o el tren ligero en Rionegro evidencian el esfuerzo por implementar iniciativas que aceleren la mejora de las infraestructuras de los servicios públicos para satisfacer la demanda de los habitantes.

El reto pendiente para el Oriente es crecer también en el área institucional. Este hecho permitirá más entendimiento y coordinación entre los municipios, que también tendrá a su vez una implicación decisiva para un progreso exponencial, consolidado e integral. De este modo se favorecería el desarrollo de los puntos estratégicos, una economía sostenible, la equidad social, la protección del ecosistema y la seguridad para los ciudadanos.

Encima de la mesa ya está la posibilidad de crear un Banco Inmobiliario para precisamente alinear objetivos: la promoción y diseño de proyectos que respeten el medio ambiente, el aprovisionamiento de los suelos urbanos y las necesidades de los habitantes.

Las instituciones gubernamentales y las empresas privadas están obligadas a entenderse y así lo están haciendo hasta la fecha con la creación de alianzas que permiten un gana-gana en beneficio del futuro de las familias que viven y vivirán en el Oriente Antioqueño.

Datos del desarrollo urbanístico en el Oriente Antioqueño y Medellín

Desarrollo urbanístico en el Oriente Antioqueño

 

La alta valorización del Oriente Antioqueño es indiscutible. El desarrollo de importantes obras viales es solo uno de los principales motivos. Además, el potencial que tiene la región como destino turístico es una de las razones por las que se confía plenamente en que las previsiones más optimistas se confirmarán. Podemos destacar tres municipios como ejemplos paradigmáticos:

Rionegro

Las propiedades en Rionegro representan una gran oportunidad inmobiliaria. El metro cuadrado está desde $1.000.000. La alta valorización responde a los servicios que ofrece: aeropuerto, hospitales, colegios, bancos, etc. La inversión vial que se está realizando sumado al proyecto del tren ligero, los más de 12 kilómetros de doble calzada que lo une con Llanogrande o la conectividad del Túnel de Oriente verifican los grandes atributos de Rionegro.

Guarne

El metro cuadrado más barato es de $200.000. El desarrollo de esta zona es gracias principalmente al crecimiento industrial. El gran número de empresas en el territorio ha repercutido positivamente en las finanzas públicas posibilitando que el presupuesto del municipio haya crecido de forma acelerada.

El Carmen de Viboral

Durante los últimos años, El Carmen de Viboral ha estado en lo más alto de la lista de los municipios con mayor valorización del suelo rural. El metro cuadrado más barato es de $150.000. El municipio tiene como objetivo para 2020 una economía sostenible, solidaria y sin discriminaciones para mejorar aún más la calidad de vida de los habitantes. La materialización de infraestructuras físicas en los últimos tiempos ya ha marcó el camino a seguir.

Desarrollo urbanístico en Medellín

En mayo de 2019 existen un total de 131 proyectos en venta en Medellín. El precio del metro cuadrado promediado en el anterior es de $4.751.000. Sin ir más lejos, el centro ha recibido inversiones de más de $400.000 millones. Los compradores de viviendas en esta zona gozan de exenciones de impuestos hasta por 5 años.

Repasemos algunos de los datos más interesantes de los barrios de esta ciudad para confirmar los beneficios de invertir en Medellín:

Robledo, Pajarito

El metro cuadrado más barato es desde $2.200.200. Subsidios a tasa de interés y de cajas de compensación familiar. Las rutas de transporte, el metrocable o los centros comerciales son algunos de los equipamientos destacables de la zona.

Loma de los Bernal

La Ciudad del Parque está experimentando un alto desarrollo inmobiliario. Los acabados y la calidad de los materiales destacan por su gran nivel. Se considera un barrio interesante para la inversión para la renta.

Belén Rodeo Alto

Igualmente se considera una inversión óptima para la renta. El alto potencial de construcción y los últimos 7 años de desarrollo inmobiliario exponencial hace creer en una valorización alta a medio plazo. El precio del metro cuadrado oscila entre $2.800.000 y $4.600.000.

Ciudad del Río

En la última década el metro cuadrado se valorizó más del 10%. Es una zona de alto desarrollo inmobiliario, posee buenas comunicaciones con todos los servicios y está considerado como un barrio ideal para jóvenes interesados en realizar su primera inversión inmobiliaria.

El Poblado

Las obras de Metroplús han permitido que el barrio se valorice. El metro cuadrado se sitúa entre $3.500.000 y $7.000.000. Asimismo, tiene un alto potencial turístico.

Itagüí

En Itagüí actualmente se cuenta con 38 proyectos en venta. En el 2018 el precio promediado del metro cuadrado fue de $3.299.372. Tiene un alto potencial de construcción y es una opción atractiva para inversión para la renta.

La Estrella

El precio del metro cuadrado promediado en 2018 fue de $3.099.738. Los proyectos en venta en La Estrella son 26.

El desarrollo urbanístico en el Oriente Antioqueño y Medellín invita a los inversores inmobiliarios a apostar por estas regiones sin titubear. Si es su caso también, no dude en contactar con una agencia de propiedad raíz que le asegure tener el éxito que otros ya han obtenido.

Contacte con Oriente Raíz, su inmobiliaria de confianza en el Oriente Antioqueño
Informe sobre el desarrollo urbanístico en el Oriente Antioqueño y Medellín
5 (100%) 3 votes